¿Qué me aporta un headhunter si ya tengo Linkedin?

Home/Reclutamiento/¿Qué me aporta un headhunter si ya tengo Linkedin?

¿Qué me aporta un headhunter si ya tengo Linkedin?

Cuando se habla de Headhunting y búsqueda de talentos, es común escuchar que Linkedin es capaz de hacer mejor el trabajo y que la red social orientada a los profesionales amenaza con hacer desaparecer el sector de la selección de personal. Sin embargo, las diferencias entre  las funciones que desempeña un Headhunter y las de Linkedin lejos de solaparse, se complementan perfectamente a la hora de realizar un proceso de selección.

 

La búsqueda de candidatos es sólo una parte del proceso

Linkedin cuenta con un motor de búsqueda muy potente con una alta capacidad de segmentación mediante diferentes parámetros, incluyendo el sector, los años de experiencia, la posición, idiomas o ubicación del usuario entre otros muchos, lo que la convierte en una de las herramientas de búsqueda de candidatos más efectivas del mercado. No obstante, la búsqueda de un perfil que encaje con un puesto laboral determinado es sólo una de las etapas de un proceso de selección mucho más complejo, donde el trabajo más importante no es la segmentación de perfiles (tarea que realiza Linkedin), sino la selección en sí del talento más adecuado para una empresa y posición específica, donde la labor del headhunter es imprescindible.

 

Contrastar los datos, una labor del mundo de los vivos

Linkedin es, en términos generales, una base de datos pública cuya información la proporcionan los mismos usuarios, pero como sucede con todas las bases de datos, es necesario que exista una persona detrás que sepa gestionar toda esa información. Un headhunter, además de utilizar la base de datos de Linkedin, cuenta con una base propia con la que puede contrastarla. Es necesario hacer una entrevista a fin de conocer datos imprescindibles para determinar la compatibilidad de un candidato con una vacante: salario, conocimientos técnicos, experiencia en un área específica y el interés de esa persona por la oferta de empleo y la empresa, información que Linkedin desconoce y que es fundamental en un proceso de selección.

Una persona puede encajar en un puesto vacante no solo por sus conocimientos técnicos y experiencia profesional, en muchos casos es la actitud y la afinidad con un tipo de cultura empresarial  es lo que hace que un profesional sea el más adecuado para desempeñar una posición. Es en este paso en el que la experiencia de un headhunter aporta el mayor valor a un proceso de selección y en el que las personas aún podemos estar por encima de máquinas y programas.

 

Otras fuentes de búsqueda del talento escondido

Una de las herramientas fundamentales con la que debe contar un verdadero reclutador es la capacidad de ingenio para encontrar diferentes fuentes para contactar a candidatos. Aferrarse a una sola fuente de búsqueda limita las posibilidades de dar con la persona más apta para un puesto de trabajo, más aún si ese talento especial no está en búsqueda activa de empleo, es por ello que además de Linkedin los reclutadores, siguen consultando bases de datos propias, referencias de otros candidatos, portales de empleo, foros, otras redes sociales, búsqueda directa, entre otras metodologías. No todos los profesionales están registrados en la red y no siempre están visibles a los reclutadores.

 

Y los datos falsos?

Hay que tener en cuenta también que los resultados que arroja Linkedin son un listado de una serie de perfiles que, aunque pueden encajar en la posición requerida, es necesario contactar con los candidatos para verificar que realmente se adaptan al puesto. Así, por ejemplo, de los 50 currículos que ha arrojado una búsqueda segmentada de Linkedin, sólo 20 se adecúan al puesto de acuerdo a habilidades y experiencia. Además, es probable que muchos de ellos no tengan el perfil actualizado (sólo el 25% de los usuarios de Linkedin actualiza sus datos con frecuencia), no estén interesados en la posición o la empresa, estén por encima o por debajo de la banda salarial o incluso hayan mentido en su perfil. Según un estudio elaborado por la Universidad de Massachusetts, el 81% de los candidatos miente en las entrevistas de trabajo, entonces, ¿cómo pensar que no lo harán en Linkedin?

 

Como conclusión, aunque Linkedin es una herramienta excelente, no deja de ser tecnológica, por lo que no cuenta con la inteligencia emocional ni la experiencia de un Headhunter o un consultor. Un buen reclutador que esté especializado en un mercado o sector, sabrá si un candidato se está inflando el sueldo porque conoce a la perfección la banda salarial que maneja el sector para cada posición. Así mismo al hacer una entrevista, reconocerá con facilidad si la persona sabe trabajar en equipo, si tiene capacidad de liderazgo, don de gentes, un perfil comercial o más bien técnico y si sus objetivos a largo plazo son estabilizarse en una empresa o busca trabajo de paso para ascender en su carrera profesional. Realmente Linkedin facilita mucho el trabajo de búsqueda de candidatos, pero afortunadamente para el sector, aún se necesita a alguien detrás del ordenador.

By |June 6th, 2017|Categories: Reclutamiento|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies